Clic sobre imagen- zoom
 
 
 
   
   
   
   
   
   
   
   
 
     
   
 
Tambopata: descubriendo el bosque prístino más grande del mundo
 

Luego de tomar nuestra lancha en el embarcadero del río Tambopata en Puerto Maldonado iniciamos la travesía hacia el río Madre de Dios, y tras 45 minutos de navegación arribamos a un punto en que desembarcamos y se iniciaba una caminata guiada de 3 Km (2 millas) sobre una amplia trocha en la selva virgen.

Nuestro destino, la Zona Reservada de Tambopata. Éramos un grupo de turistas, de varias nacionalidades. En conjunto, impresionados por la abundancia de la naturaleza, inmensos árboles, tupida vegetación, muchas aves. Recuerdo los diversos y emotivos comentarios señalando las distintas especies que lográbamos ver, todos muy animados, acompañados y asesorados por expertos guías, quienes tan sólo por el sonido nos preparaban para próximo encuentro.

Nuestro primer gran espectáculo fueron graciosos monos, que no se alteraban con nuestra presencia, al estar en un festín sobre una palmera de chonta (Astrocaryum sp.) al borde de la trocha por la que transitábamos. Nos detuvimos y aprovechamos para tomar fotos y observarlos; para la gran mayoría fue una primera experiencia de tomar contacto con la vida salvaje. Los monos frailes (Samiri sciureus boliviensis) de pelaje amarillo y marrón, por lo general forman manadas de 20 a 40 individuos, son omnívoros y viajan acompañados de los monos machín negro (Cebus apella) que también forman manadas de 5 a 20 individuos, considerado como el mono más inteligente de América. Ellos en conjunto hacían un espectáculo por sus acrobacias y gran bullicio.

Al concluir la caminata nos embarcamos en canoas sobre un pequeño canal que nos llevaría al lago Sandoval. El mejor recuerdo de todo este viaje, fue ese instante, el cual compartí plenamente con todos. “Al ingresar al lago y tener la primera vista de él, todos sin excepción, hicimos silencio. La sensación de paz, la belleza del paisaje, fue indescriptible. Los sonidos del bosque denso, dieron paso al sutil ruido de una leve brisa. Lo podría describir, como un lugar hecho con divinidad y esmero supremo al final de la creación de la tierra, de los cielos y de todos los seres, y lo mejor de la creación, se dejó para ese momento, en donde el creador juntó todos los elementos en armonía perfecta”.

Desde el punto de ingreso al lago, hasta el lodge, tras una hora en las canoas, no recuerdo que nadie hubiera hablado, era un estado de contemplación absoluto y éxtasis de paz. Las aguas forman inmensos espejos y me parecía navegar sobre las copas de las palmeras. Las formas ondulantes en el agua, colores en miles de tonos de verdes y dorados, fue estar dentro de la obra maestra de la creación.

Debo confesar que mi conciencia sobre la ecología y el balance de la naturaleza ha cobrado una nueva dimensión. Caminar por un bosque prístino, que básicamente se conserva como hace más de mil años, navegar a remos sobre un lago que está considerado como el más bello de la amazonía peruana, con una biodiversidad de características únicas en el mundo, no hacen más que tomar una nueva dimensión en mi vida y saber el rol que debemos tener para conservar estos territorios y a nuestro planeta.

Al arribar al Sandoval Lake Lodge, el único lodge dentro de la Zona Reservada de Tambopata, nos instalamos en cómodas habitaciones. La arquitectura e instalaciones del lodge guardan perfecta armonía con la naturaleza que lo circunda.

La zona del Tambopata alberga cerca de 20,000 especies de plantas, 1,230 de mariposas, 127 de reptiles y anfibios, 200 de aves, 91 de mamíferos, 6 de monos. Podrán imaginar la variedad y cantidad de encuentros con esta inmensa variedad de especies salvajes. Es un paraíso para los observadores de aves, investigadores, o para aquellos que simplemente desean tener un encuentro con la vida silvestre de la amazonía y vivir en armonía con ella por unos pocos días. La zona del Tambopata conforma parte del 7% de los territorios de bosques húmedos del planeta, los cuales albergan cerca del 50% de especies de todo el mundo.

Nuestro programa de viaje, incluía paseos en botes y catamarán en el lago, muy temprano por las mañanas era el momento ideal para la observación de aves y tortugas. En el atardecer hasta la noche en busca de caimanes. En el lago, quizás los más resaltante por su status, es una familia de 6 lobos de río (Pteronura brasiliensis), especie en vías de extinción; en estado adulto llegan a medir hasta 1.8 m (6 pies) pesan hasta 32 Kg. (70 lb.) y llegan a consumir hasta 4 Kg. de peces por día.

En las orillas del lago existen gran variedad de aves acuáticas, como garzas, cormoranes, golondrinas, martines pescadores, camungos, atrapamoscas, murciélagos pescadores (Rhynchonycteris naso) que durante el día descasan sobre los troncos de palmeras, y gran cantidad de shanshos o hoatzines (Opisthocomus hoazin), especie que los científicos asociaron con el Archopterix feathered, porque sus polluelos poseen garras en las alas, que utilizan para subir por los troncos y ramas, ya que con frecuencia se lanzan al agua para evitar a los depredadores, sus nidos siempre están en ramas sobre el agua; al ser mayores pierden las garras. De 2 a 7 de estas aves cooperan al empollar en un solo nido y los polluelos son alimentados por todos, por lo que crecen muy rápido para dejar el nido.

Los loros y guacamayos son otro espectáculo aparte, durante el día decenas de ellos, en vuelos en parejas o en familias de 3 ó 4, cruzaban los cielos llamando la atención por sus chirridos. Quizás para muchos de mis compañeros de viaje, los guacamayos eran la especie más esperada de encontrar. Durante el día, el programa de viaje incluye caminatas en el bosque que permiten acercarse a la zona de nidada o de alimentación que los guías conocen perfectamente, en especial los horarios. Los más abundantes fueron los guacamayos azul y amarillo (Ara arauna)

Otro momento de indescriptible belleza está conformado por los sonidos de la jungla. A partir de las 4 PM se iniciaba el canto de miles de cigarras, que coincidentemente estaban en periodo de reproducción, el de otras aves e insectos, se prolongaba hasta las 7 PM que retornaba un silencio.

Cabe mencionar que todas las actividades eran conducidas por expertos guías, con amplios conocimiento de la biodiversidad de la zona. Normalmente nos asignaban un guía para cada grupo de 6 o menos personas. Recibimos de cada uno de ellos amplia información con la descripción de todo lo que podíamos apreciar. Mi especial recuerdo por los guías Marlene, Juan y David y las atenciones de Sergio administrador del lodge. Debo resaltar la seguridad con la que desarrollaron todas las actividades, como las caminatas en la jungla o los paseos en el lago, la buena comida servida en los desayunos, almuerzos y cenas y los interesantes souvenirs de su pequeña boutique.

Las caminatas diurnas dentro de los bosques nos permitieron conocer gran cantidad de flora, inmensos árboles como la castaña, la copaiba, ....., y ver las grandes batallas por la supervivencia, que consta de tener un espacio por la luz, y ver gran cantidad de plantas estranguladoras y epifitas, que nacen en las copas de otros árboles y lanzan sus raíces por más de 15 a 20 metros hacia abajo hasta alcanzar la superficie y en un proceso de varios años se hacen dueñas de los espacios y matan al árbol sobre el que crecieron.

Muchas otras variedades de aves se pueden encontrar en este hábitat, como el paúcar u oropéndola (Psarocolius angustifransu), que tiene peculiares nidos tejidos sobre ramas de árboles y lo que más llama la atención es su canto, ya que esta ave tiene la capacidad de imitar una gran variedad de cantos de otras aves.

Las formas y colores de insectos es impresionante, las orugas de mariposas y las mariposas mismas. Hormigas de muchas variedades, desde la insula (Dinoptera gigantea), cuya picadura de 20 de estas pueden matar un humano, hasta miles de hormigas arbóreas que bajaban de un árbol portando pedacitos de hojas, y otras de su misma especie, pero más pequeñas, iban sobre los trocitos de hojas con la función de limpiarlas antes de ingresarla al hormiguero. A su paso forman pequeñas trochas que liberan de toda vegetación. Quiero resaltar que nadie con quien compartí la estadía sufrió de alguna picadura dañina. Bastó haberse echado un buen repelente y tener pantalones largos y camisetas de algodón de manga larga, para evitar hasta la picadura de mosquitos.

Fotografía
Para los interesados en fotografía les recomiendo llevar 2 cámaras, con rollos de ASA 200, y en otro 400 u 800 preferiblemente, ya que los cambios de luz son constantes entre la zona boscosa con poca luz, y la orilla o sobre del lago en donde hay buena luz. Personalmente utilizo 2 lentes uno de 28-90 mm y otro de 100-400 mm, ideal para tomas de gran distancia, ya que las normas de la zona reservada prohíben el acercamiento a ciertas especies o áreas, y los guías son muy estrictos en el cumplimiento de estas normas, a fin de evitar alteraciones en el hábitat.

Durante mis cuatro días de estadía en el Sandoval Lake Lodge he podido tomar algunas fotografías que les podrán dar una idea de la gran cantidad de especies existentes, y de la belleza de los paisajes comentados, que deseo compartir con ustedes.

Cómo llegar?
Normalmente todo turista visita Cuzco y Machu Picchu. La zona de Tambopata es una excelente alternativa, y económica, para conocer la amazonía peruana y es una rápida conexión desde Cuzco. Para llegar al Tambopata se debe tomar un vuelo a Puerto Maldonado, la capital del departamento de Madre de Dios. Diversas aerolíneas cubren esta ruta en forma diaria, para nuestro viaje, nosotros elegimos a Lan Perú, que nos transportó con un excelente servicio abordo.

Los vuelos a Puerto Maldonado son diarios desde Lima, siempre con escala en Cuzco. Por esta razón puede hacer primero Lima / Pto. Maldonado (2 horas con la escala) y luego de visitar Tambopata viajar a Cuzco. Caso contrario pueden hacer Lima / Cuzco y luego de visitar la capital arqueológica de América y Machu Picchu, tomar un vuelo de sólo 30 minutos a Puerto Maldonado.

Se recomienda tomar un programa con un mínimo de 3 días / 2 noches para poder disfrutar plenamente de todas las actividades básicas. Las reservas se deben hacer con anticipación, a fin de que el operador turístico pueda gestionar el permiso de ingreso a la Zona Reservada de Tambopata. Aquellos que desean visitar las colpas de los guacamayos deben tomar un tour adicional.

Las personas que arriben por su cuenta a Puerto Maldonado con la intención de iniciar un programa independiente y directamente desde la ciudad tienen muy pocas probabilidades de encontrar disponibilidad.

Los tours organizados, reciben y dejan a los pasajeros en el aeropuerto de Puerto Maldonado, primero les trasladan a sus oficinas en la ciudad, donde se recomienda dejar el equipaje no necesario para el tour en la selva, y aprovechar en cambiarse de la ropa de viaje por la ropa de expedicionario. El equipaje queda en custodia hasta su retorno de la selva a Puerto Maldonado.

Todos los transportes por río están organizados y asegurados por el tour operador.

Tours Recomendados
(Las personas que tomen estos tours estarán contribuyendo al proyecto de conservación Perú Verde)

 
 
Ver También :