Museo Nacional de Sicán

 

Ubicación: Av. Batán Grande cuadra 9, s/n. Carretera a Pítipo - Ferreñafe
Horario de atención: Martes a Domingo de 9:00 AM a 6:00 PM


Sicán o Casa de la Luna es un museo que recoge el producto de las investigaciones que, por más de dos décadas, realizó el arqueólogo Izumi Shimada, director del Proyecto Arqueológico Sicán (1978).

La exhibición recopila los artefactos hallados en las excavaciones del sitio de Batán Grande y el Santuario Histórico Bosque de Pómac, y los muestra tal como se usaron o se fabricaron. La intención es plasmar distintos aspectos vinculados a la cultura Sicán, a través de la representación de detalles de la vida doméstica, de los procesos de manufactura o de las labores productivas. En las salas se representan las tumbas excavadas y se exhiben los ajuares funerarios hallados.

 

En el museo se ofrece información detallada del proceso de excavación y conservación del sitio, así como sobre la cronología, desarrollo, redes de intercambio, actividades económicas, patrones funerarios y cosmovisión de la cultura Sicán o Lambayeque.

 

El Museo Nacional Sicán fue inaugurado en noviembre de 2001 y está ubicado en la ciudad de Ferreñafe a 20 Km. al norte de la ciudad de Chiclayo, en el camino hacia el Santuario Histórico Bosque de Pómac.

 

El museo es singular en varios aspectos: Se dedica a la investigación científica de la cultura Sicán y la difusión de sus resultados, así como la protección y conservación de los restos materiales de esta cultura. Esta exposición se centra en todos los aspectos de la gente Sicán y su cultura. Usted podrá ver los detalles de la vida doméstica de los plebeyos y los procesos de fabricación de la cerámica y metales, además de la recreación de las tumbas de los nobles de Sicán con el oro y muchos otros objetos de valor. Muchos objetos se muestran en sus contextos de uso y / o fabricación.

 

Todos los artefactos exhibidos fueron derivados tanto del trabajo de campo científico o la replicación de cuidado con lo que sabemos de las tecnologías antiguas. En este sentido, la exposición también incluye explicaciones de cómo los arqueólogos y sus colaboradores de otras disciplinas académicas llevan a cabo sus investigaciones sobre diversos aspectos de la cultura Sicán.

 

El Museo es un moderno edificio de dos pisos de concreto que cubre un área de 2,734.05 m². La primera planta cuenta con oficinas administrativas, una biblioteca, laboratorios de conservación de los artefactos y áreas de almacenamiento, así como una sala de conferencias, una sala de exposiciones temporales, y una cafetería. El segundo piso accesible por una escalera o un ascensor (para las personas con discapacidad) y se dedica a la exposición de los artefactos, ilustraciones y modelos de reproducción de muchos aspectos de la cultura Sicán y las personas.

 

El Señor de Sicán

Una de las tumbas estudiadas, pertenecía a una hombre de élite de unos 40 a 50 años de edad. Se le encontró sentado, con las piernas cruzadas y con el cuerpo completamente cubierto por cinabrio, que le habían aplicado seguramente como parte del ritual. El cuerpo estaba de cabeza y ésta había sido forzada a tomar un ángulo de casi 180°. Sobre el cuerpo lucía innumerables cuentas de concha y piedras semipreciosas. Su atuendo incluía además un faldellín de oro, orejeras y una máscara también de oro. El oro tenía, para los hombres de esta época, un valor ritual diferente al que le damos hoy en día. Servía para el adorno y pompa del Señor, quien aparecía ante sus súbditos refulgente como el mismo sol. El Señor fue enterrado con la mayoría de sus pertenencias, incluyendo la litera que lo transportaba. Lo más destacado es la increíble cantidad de bienes encontrados, mayormente objetos de metal, cuyo peso alcanzó 1.2 toneladas, lo que evidencia claramente la riqueza económica y gran productividad, además del avance tecnológico y organización social de la Cultura Sicán o Lambayeque. Las piezas compiten en cantidad y calidad con las del Señor de Sipán.

 

 

PROYECTO ARQUEOLÓGICO SICÁN

El Proyecto Arqueológico Sicán se inició en 1978 por un arqueólogo japonés, Izumi Shimada, quien dos años antes había recibido su grado de doctorado en antropología de la Universidad de Arizona en los EE.UU.

 

Su tesis doctoral se centró en la organización económica y social de Pampa Grande, un gran asentamiento Mochica urbano situado en el valle medio del río Lambayeque. La ciudad fue construida alrededor de la gigantesca pirámide de adobe de la Huaca Fortaleza y sirvió como el centro político y religioso de la última fase de la cultura Mochica .

 

Después de haber descubierto que esta ciudad fue destruida en torno al año 700-750, se preguntó qué le había pasado a la población Mochica y la tradición cultural que había persistido más de 500 años hasta ese momento y qué grupo llenó el vacío político y religioso dejado atrás.

 

Hasta ese momento, la región de Lambayeque ha recibido amplia atención arqueológica pero a pesar de las diversas indicaciones de considerable complejidad política, tamaño de la población y la riqueza económica. Esta región no sólo tenía algunos de los más grandes yacimientos arqueológicos pre-hispánicos de adobe de América del Sur, sino también la mayor densidad de construcciones. Además, numerosos establecimientos grandes, una serie de grandes valles inter-canales y extensos campos agrícolas. Sin embargo, la opinión generalizada y arraigada de que el tiempo vio la región Lambayeque como marginal para el "corazón" de la evolución cultural en la costa norte, el valle de Moche (donde la ciudad de Trujillo se encuentra) en el sur. Shimada estaba convencido de que la región había sido un importante centro cultural en la época prehispánica y merecía una investigación a largo plazo.

 

Su búsqueda para definir la evolución cultural post-Mochica lo llevó a Batán Grande - Zona de Pómac, área en el centro del valle la Leche, un pequeño valle al norte de Lambayeque. Estaba intrigado por la extraordinaria concentración de pirámides de adobe y el saqueo intenso grave (huaquería) en la zona. Contó a unos 100.000 pozos y cientos de zanjas excavadoras en Pómac realizados por los saqueadores que buscan ricas tumbas. El estilo de la arquitectura y los artefactos que allí vio también indicó ciertas continuidades con la cultura Mochica. Supuso que estas pirámides y las tumbas indican que hubo una vez una cultura poderosa y floreciente, que Pómac fue un centro religioso importante, y que los restos arqueológicos existentes suficiente para estudiar. Así, en 1978, el Batán Grande - La Leche nació el proyecto arqueológico más tarde llamado Proyecto Arqueológico Sicán (PAS).

 

Lo poco que se sabía entonces de la cultura Sicán se basó en el estudio del estilo del arte de los objetos robados. Era evidente que lo que se necesitaba una investigación sostenida y global basada en excavaciones científicas. Por lo tanto, el proyecto estableció su objetivo a largo plazo de investigación, obtener una visión holística de la cultura Sicán. Más específicamente, cuyo objetivo es definir la cronología, entorno ambiental, los procesos de desarrollo, organización interna, y los logros tangibles e intangibles de la cultura Sicán.

 

Para abordar este objetivo, Shimada planificó un estudio regional de al menos 15 años. Consideró que la mayoría de las investigaciones arqueológicas en los Andes no mantener la investigación sobre cualquier tema o región tiempo suficiente para alcanzar un profundo entendimiento.

 

Su enfoque regional también conlleva la investigación de una multitud de sitios en diferentes lugares (por ejemplo, la capital frente a la periferia), y de distinto carácter (por ejemplo, residencial, industrial y ceremonial), y el tamaño. También reunió a un equipo de especialistas de una amplia gama de disciplinas y naciones para participar en la planificación y ejecución de los trabajos de campo así como el análisis y la interpretación de sus resultados.

 

La investigación sobre la producción metalúrgica Sicán, por ejemplo, reunió a un historiador de arte, un geólogo, un orfebre, un historiador, un ingeniero de minas, un mineralogista, y varios químicos, conservadores de metal y metalúrgicos. Así, cuando una tumba del medio-Sicán con un personaje de elite con restos humanos y de las diversas categorías de objetos ("La tumba de Huaca Loro Oriente") fue excavado en 1991 en Huaca Loro, muchos del mismo equipo participaron en la excavación, análisis y / o conservación. Especialistas de Inglaterra y los EE.UU. fueron llevados al Museo de la Nación en Lima para la conservación de los objetos de oro y otros excavados en esta tumba. Este acuerdo no sólo era eficiente en términos de costo, tiempo y mano de obra, pero permitió que los especialistas trabajan codo a codo con los conservadores del Perú y los estudiantes para la formación en el lugar y la experiencia.

 

Hasta la fecha el equipo del proyecto ha realizado 16 temporadas de trabajo de campo en los últimos 22 años, las excavaciones en 16 sitios de diferentes tamaños, el período y carácter, sobre todo en el Batán Grande-Pómac área. Muchos sitios fueron excavados en un lapso de varias estaciones. Nuestros estudios nos han llevado tan al norte como el valle de Piura y por el sur hasta el valle de Jequetepeque.

 

Cinco temporadas se dedica a trabajos de laboratorio. Más de 30 especialistas y 40 estudiantes de pregrado y posgrado que representan las diversas disciplinas y países (Cuba, Inglaterra, Alemania, Hungría, Japón, Perú, España y EE.UU.) han participado en nuestro proyecto. Hasta el momento, alrededor de 70 publicaciones profesionales y 20 tesis (de doctorado, maestría y licenciatura), escrito en Inglés, Alemán, Japonés y Español son el resultado de nuestro proyecto.

 

El Museo Nacional de Sicán es el resultado de más de dos décadas de investigaciones científicas realizadas por el Proyecto Arqueológico Sicán y la cooperación entre los gobiernos peruano y japonés, así como las generosas donaciones de la Tokyo Broadcasting System. Se dedica a la investigación científica de la cultura Sicán y la difusión de sus resultados, así como la protección y conservación de los restos materiales de esta cultura.

 

Dr. Carlos Elera Arévalo, Gustavo
Director del Museo Nacional Sicán

 

 

Servicios Turísticos en Perú:  Vacaciones y Tours en Perú    I    Hoteles en Perú    I    Ofertas Visa    I    Vuelos Internacionales al Perú    I    Vuelos Domésticos en Perú    I    Trenes en Perú    I    Buses en Perú    I    Servicios de Turismo en Perú    I    Mi Carrito de Compra    I    Testimonios

Guías de Viajes del Perú:  Guía de Viajes del Perú    I    Arequipa    I    Ayacucho    I    Cajamarca    I    Chiclayo    I    Cuzco    I Huaraz y Callejón de Huaylas    I    Ica    I    Iquitos    I    Lago Titicaca y Puno    I    Lima    I    Machu Picchu    I    Nazca    I    Paracas    I Pucallpa    I    Piura    I    Tambopata    I    Tarapoto    I    Tarma    I    Trujillo    I    Tumbes    I    Perú - El país    I    Perú   Arqueológico    I Perú Naturaleza    I    Perú Aventuras    I    Perú Culturas Vivas    I    Observación de Aves en Perú    I    Camino Inca    I    Fotos del Perú    I    Mapas del Perú    I    Noticias y Eventos en Perú

Información para el visitante a Perú :  Datos útiles para el viajero    I    Aduana y regulación de equipajes    I    Aeropuertos del Perú   I    Clima en Perú   I    Conducir en Perú    I    Electricidad en Perú    I    Feriados en Perú    I   Impuestos y Propinas    I    Moneda y Bancos en Perú    I   Policía de Turismo    I    Telefonía en Perú    I    Vacunas para viajes al Perú    I    Visa y documentos de viajes    

Go2Peru - COMELTUR : Go2Peru - Nosotros    I    Contacto con Go2Peru    I    Ayuda    I    Términos y Condiciones    I    COMELTUR

Welcome cards Payments by paypal